Tipos de dolor de cuello

El dolor de cuello es muy común, pero puede adoptar muchas formas y los síntomas pueden variar mucho.

Para una explicación exhaustiva del dolor de cuello, las pruebas de diagnóstico y los tratamientos, consulte esta página.

Para algunos pacientes, el dolor de cuello es constante, mientras que para otros aparece y desaparece. Algunos de los tipos de dolor de cuello más comunes son:

  • Cuello rígido. Los músculos irritados y doloridos pueden provocar dolor al mover la cabeza, especialmente de lado a lado.
  • Dolor agudo. Un dolor punzante en un lugar es más común en las zonas bajas del cuello.
  • Dolor irradiado. Dolor que se desplaza desde el cuello hacia los hombros, brazos y manos. Este dolor puede describirse como una sensación de ardor.
  • Hormigueo, entumecimiento o debilidad. Estas sensaciones de «alfileres y agujas» pueden extenderse desde el cuello hasta los hombros, brazos o manos.
  • Dolor de cabeza. Los músculos del cuello que están tensos o irritados pueden afectar a los músculos y nervios conectados en la cabeza, provocando cefaleas tensionales. El dolor se siente más a menudo en los lados de la cabeza y en el cuero cabelludo.
  • Crujidos, chasquidos y crujidos. El cuello puede emitir sonidos, especialmente cuando se gira la cabeza de un lado a otro. Llamados crepitaciones, estos sonidos por sí solos no suelen indicar una afección grave.

A veces, el dolor de cuello se desarrolla repentinamente, a menudo después de una lesión o tensión. En otros casos, se hace notar lentamente, empeorando con el tiempo. El dolor de cuello que empeora suele estar causado por una enfermedad degenerativa, como la osteoartritis.

Además, la ubicación y el tipo de dolor pueden proporcionar pistas sobre sus causas. Por ejemplo, cuando un nervio se comprime en la parte superior de la columna vertebral o cerca de ella, puede causar dolores de cabeza. Más abajo en la columna cervical, la irritación de los nervios puede provocar cambios en los brazos, como debilidad o entumecimiento.

Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, busque atención médica para:

  • Dolor irradiado en brazos o piernas
  • Entumecimiento, hormigueo o debilidad en brazos o piernas
  • Problemas de equilibrio o coordinación
  • Pérdida de control de esfínteres
  • Pérdida de peso involuntaria

Busque atención médica inmediata si experimenta:

  • Fiebre, dolor de cabeza y cuello demasiado rígido para moverse cómodamente. Estos pueden ser síntomas de una infección grave, como la meningitis.
  • Dificultad para respirar, sudoración, náuseas, vómitos o dolor en el brazo o la mandíbula. Estos pueden ser signos de un ataque al corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.