Simbolismo y significado del árbol de la magnolia [En diferentes culturas]

La magnolia es uno de mis árboles favoritos, ya que tenía uno en el jardín de la casa de mi infancia. Mi abuela siempre me decía que ese árbol estaba ahí para protegernos y ¡tenía tantos recuerdos relacionados con este árbol!

Vamos a sumergirnos en él para que la próxima vez que veas un magnolio, sepas exactamente qué significa y cuál es su alto y poderoso simbolismo.

La magnolia debe su nombre a Pierre Magnol, médico y botánico francés que introdujo la noción de familia en la clasificación botánica. Su origen es muy antiguo y se encuentra en diferentes partes del mundo, desde América hasta Asia.

La magnolia es un tipo de planta perteneciente a la familia Magnoliaceae, que incluye más de 80 especies arbóreas y arbustivas. Originarias de América del Norte y Central, las magnolias pueden superar los 20 metros de altura.

Las magnolias tienen hojas alternas ovaladas o elípticas. Perennes y caducas, aparecen de color verde oscuro y muy coriáceas.

Sus flores son grandes, vistosas y de color blanco o rosa con una intensa fragancia. Tienen forma de copa con un perianto formado por 6-9 pétalos llamados petaloides (donde pétalos y sépalos tienen el mismo aspecto).

Esto hizo creer a los botánicos que la magnolia era una flor primitiva. Por esta razón, en las últimas décadas se ha creído erróneamente que las Magnoliáceas fueron las primeras angiospermas en colonizar la tierra.

Explicación del simbolismo del árbol de la magnolia

Los árboles de la magnolia han estado en la tierra durante millones de años, lo que se demuestra con lo que han sacado a la luz recientes excavaciones arqueológicas en América, que algunos ejemplares fósiles datan de hace cinco millones de años.

Hasta hace unos siglos, en Georgia, era tradicional plantar una magnolia en cada parterre porque se creía que la planta traía mucha suerte y estabilidad económica a los habitantes de la casa que estaba cerca de ella.

Los primeros ejemplares importados a Europa se cultivaban en un invernadero porque se pensaba que las plantas eran muy delicadas; sin embargo, se dice que algunos jardineros franceses pensaron que mantener los majestuosos árboles en un entorno cerrado era un acto contra la naturaleza, y decidieron plantar un ejemplar en el centro de un gran jardín.

Según una leyenda, fue la primera planta cultivada en el exterior que se convirtió en la más grande y majestuosa de toda Europa, viviendo más de 100 años.

Según una leyenda japonesa, se aconseja no dormir ni permanecer demasiado tiempo bajo un magnolio en flor, ya que el intenso perfume de sus flores podría aturdir o incluso matar.

En la medicina popular, las flores y la resina de la corteza, al ser ricas en vitaminas y minerales, se utilizaban a menudo para calmar los problemas reumáticos, mientras que los capullos de la magnolia officinalis se empleaban como antiinflamatorios.

Lenguaje de las flores

En el lenguaje de las flores y las plantas, la magnolia adquiere dos significados diferentes en función del color de la flor.

¡Cada tipo de magnolia tiene un significado específico!

  • Blanco: perseverancia, pureza, dignidad, determinación, modestia
  • Rosa: timidez, inocencia, alegría, sensibilidad
  • Amarillo: prosperidad, suerte, lealtad, buena salud
  • Morado: suerte, fertilidad, valor, belleza

La tradición también dice que si tienes magnolias y florecen fuera de temporada, es para simbolizar tu estado de ansiedad. Regalar una magnolia significa, en el lenguaje de las flores, creer que la persona a la que se la regala es fuerte, digna y perseverante.

De la antigüedad a la modernidad

La magnolia no fue introducida en Europa hasta 1740 por un comerciante francés. Presente en la tierra desde hace millones de años, simboliza la fuerza, la longevidad y la pureza.

En China, la gente cree que plantar una magnolia en el jardín asegura la suerte, la prosperidad y la felicidad conyugal. Según el feng shui, colocar una en la parte delantera de la casa promueve una vida feliz y llena de placeres, mientras que cultivarla en la parte trasera del hogar favorece un sólido bienestar financiero.

En Japón, las novias, el día de su boda, solían adornar sus ramos con flores blancas de magnolia para representar la fuerza y la pureza de su amor.

Todavía hoy, sus pétalos se consideran talismanes útiles para proteger a las parejas y aumentar la pasión.

En Europa, si un hombre traicionaba a su pareja o volvía con ella después de haberla abandonado, debía regalarle flores de magnolia para compensar el agravio, indicando la pureza y nobleza de sus intenciones.

Esta planta, estrechamente vinculada a la energía yin, encarna tanto la fecundidad como el valor para resistir situaciones adversas (crece en suelos áridos e inhóspitos); por ello, es especialmente adecuada para proteger a las mujeres.

Los magnolios varían en formas y colores, pero todos son espléndidos: nos invitan a ser tolerantes y a ser capaces de captar la belleza en la diversidad.

La magnolia como remedio natural e ingrediente mágico

En la medicina tradicional china, la corteza de magnolia, conocida como «houpu o hou po», se utiliza para tratar problemas reumáticos, diarrea, tos, asma y síntomas de la menopausia.

Contiene dos compuestos fenólicos, el magnolol y el onochiol, que, además de ser un eficaz agente antiinflamatorio, antimicrobiano y antioxidante, constituyen una válida ayuda para reducir los estados asociados al estrés psicofísico (ansiedad, pánico e insomnio).

El aceite esencial de magnolia se utiliza para encontrar el amor por uno mismo y para relajarse. Podemos extenderlo cuando sintamos la necesidad de sofocar la confusión emocional y tomar decisiones equilibradas. Según la tradición, poner un puñado de hojas secas de magnolia bajo el colchón garantiza un matrimonio feliz.

También puede leer:
¿Para qué sirve el aceite esencial de incienso?
¿Para qué se utiliza el aceite esencial de hierba de limón?

Para atraer la suerte a su casa debe colgar vainas de semillas de magnolia en cada puerta o ventana. Sople el polvo que se obtiene al pasar un puñado de hojas de magnolia en los zapatos al mortero, que es propicio para la suerte y la riqueza (primero deje que se sequen).

En la magia, se puede utilizar para hacer hechizos para fortalecer la pasión, la lealtad, la suerte, atraer el amor, proteger las uniones sentimentales, promover el equilibrio emocional.

¡No dude en compartir este artículo en Pinterest!

Una imagen para Pinterest

Bellas leyendas sobre el magnolio

Leyenda china

Hace muchos siglos, los sanguinarios hunhuzes atacaron a los habitantes de una pacífica aldea del este, quemaron las casas, mataron a todos los que podían tener armas en sus manos, no sólo a los hombres aptos, sino también a los ancianos y a los niños. Los crueles invasores sólo dejaron un centenar de hermosas muchachas para divertirse.

Cada noche los soldados se divertían y, por la mañana, mataban a una hermosa mujer. Esto duró exactamente 99 días. Cuando le tocó morir a la última chica, rezó a la tierra con la petición de que no dejara que su género pereciera para siempre.

Por la mañana ocurrió lo inesperado: los invasores no vieron los cuerpos de los que habían matado, porque en su lugar había un árbol desparramado, cuyas ramas estaban adornadas con capullos rosados, de los que había exactamente cien.

Enfurecidos, los hunhuzes comenzaron a cortar el árbol con sus espadas, pero en cuanto una rama derribada tocaba el suelo, se convertía en un nuevo árbol, todos con los mismos cien fascinantes capullos.

Se trataba de una magnolia, muy apreciada y llamada mu-lan en China. La flor se considera un símbolo de la belleza femenina, la ternura y la inocencia.

Además, los chinos tienen otra leyenda sobre la planta. Se cree que el primer árbol creció en la tumba del antiguo sabio Confucio. En la antigüedad, sólo el emperador tenía derecho a observar cómo florecía la magnolia, pero si quería, podía regalar esta planta a su fiel servidor.

El árbol se llamaba a menudo la orquídea de jade debido a que se distinguía por la sobriedad y la capacidad de sobrevivir al frío extremo.

Leyenda japonesa

En la antigüedad, vivía una muchacha muy pobre, Keiko, que se veía obligada a hacer flores de papel tan baratas que la pobre no tenía suficiente dinero para comprar ropa bonita. Vivía en la pobreza cuando una vez un viejo loro entró volando en su ventana.

La amable muchacha no ahuyentó al pájaro; entonces éste le reveló el secreto: para revivir las flores, hay que dejar caer una gota de su propia sangre sobre ellas.

Pero el loro había advertido a Keiko que era inaceptable dar la última gota de sangre. La bella muchacha siguió el consejo del sabio pájaro; sus flores revividas eran tan hermosas que empezaron a ser compradas a buen precio, y Keiko acabó saliendo de la pobreza.

Se compró un lujoso kimono y acudió al baile de graduación, donde conoció y se enamoró del joven Arthur, un estudiante que parecía corresponder a su amor.

Pero, por desgracia, al joven sólo le interesaban los bienes materiales; soñaba con el lujo y hacía trabajar cada vez más a su desafortunada novia. Queriendo complacer a su amante, dio la última gota de su sangre a las flores y murió. Y la flor, al caer la última gota, se convirtió en una magnolia.

¿Qué hermoso es eso? ¡Toda esta información me hizo amar aún más este árbol! Espero que os haya gustado este artículo y que améis los magnolios tanto como yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.