Más de 37 millones de estadounidenses toman antidepresivos, según los autores

¿Está la gente más deprimida ahora que nunca? Es una pregunta difícil de responder, pero no nos sorprendería. La polarización ha hecho que sea más difícil relacionarse con personas que tienen opiniones diferentes. Además, depender de la tecnología para conectarse puede ser deshumanizante.

El estrés en el trabajo y las preocupaciones por el coronavirus o el cambio climático también pueden angustiar a las personas. Una dieta llena de alimentos procesados puede afectar negativamente al estado de ánimo.

Independientemente de que haya más personas deprimidas, las prescripciones de antidepresivos han ido en aumento. Según nuestros cálculos, más de 37 millones de estadounidenses toman medicamentos como la sertralina, el escitalopram, el bupropión, la trazodona y la fluoxetina.

  • A algunas personas les van muy bien los fármacos antidepresivos. Otras pueden necesitar probar varios antes de encontrar uno que les funcione. Un gran estudio bien diseñado, el ensayo STARD, descubrió que aproximadamente una cuarta parte de los pacientes respondían a los antidepresivos bupropión, sertralina o venlafaxina después de no mejorar con citalopram (New England Journal of Medicine, 23 de marzo de 2006).

Este estudio (Sequenced Treatment Alternatives to Relieve Depression) mostró que la mayoría de los antidepresivos que probaron funcionaban tan bien como los otros. Desgraciadamente, sólo la mitad de los pacientes del ensayo mejoraron finalmente.

Concluimos que algunas personas se exponen a los posibles efectos secundarios de los fármacos sin obtener los beneficios que esperaban. La categoría más popular de antidepresivos, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), puede causar insomnio, inquietud y agitación. Medicamentos como la fluoxetina, la paroxetina y la sertralina también pueden causar molestias digestivas, fatiga, mareos, dolor de cabeza y disfunción sexual (Medical Letter on Drugs and Therapeutics, 24 de febrero de 2020).

Otros antidepresivos también pueden causar reacciones adversas. Los medicamentos IRSN como la desvenlafaxina, la duloxetina y la venlafaxina tienen perfiles de efectos secundarios similares a los de los IRSS, pero también pueden provocar sudoración, estreñimiento, aceleración del ritmo cardíaco, elevación de la presión arterial y dificultad para orinar.

Una de las razones por las que muchas personas toman antidepresivos es que son difíciles de dejar. La interrupción repentina de estos medicamentos puede provocar síntomas desagradables que desaparecen si la persona vuelve a tomar el medicamento. El nerviosismo, la ansiedad, las sensaciones como descargas eléctricas, los mareos, la confusión, el insomnio y los ataques de llanto no provocado pueden ser difíciles de manejar.

Los médicos pueden recetar otros antidepresivos como el bupropión o la mirtazapina. Los medicamentos más antiguos, como la amitriptilina, pueden ser eficaces en algunos casos, pero también pueden ser difíciles de tolerar. Pueden provocar efectos anticolinérgicos como sequedad de boca, retención urinaria, estreñimiento y visión borrosa.

¿Existen alternativas útiles no farmacológicas para las personas que sufren depresión? La terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser útil (Trends in Psychiatry and Psychotherapy, 2 de marzo de 2020). Otro enfoque que puede ayudar es el ejercicio (Journal of Affective Disorders, 15 de septiembre de 2016). La terapia de luz brillante, utilizada con frecuencia para el trastorno afectivo estacional que se produce en los meses de invierno, también puede ayudar a aliviar la depresión en otros momentos (Chronobiology International, abril de 2014). Por último, una dieta de estilo mediterráneo rica en verduras, frutas, pescado y carne magra puede ayudar a reducir los síntomas de la depresión (PLOS One, 9 de octubre de 2019). Cualquiera de estos enfoques no farmacológicos podría combinarse con los otros o con un antidepresivo.

King Features Syndicate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.