Hilos especiales WonderFil

Aunque el rayón y el poliéster se utilizan en muchas de las mismas técnicas, ambos tienen orígenes muy diferentes. El rayón se fabrica a partir de pulpa de madera que se disuelve químicamente y se somete a un proceso de varios pasos que da como resultado las suaves y lustrosas fibras de rayón. El poliéster, en cambio, es un material sintético con fibras largas y estables que le dan la resistencia por la que es más conocido. Es resistente a la abrasión y a muchos productos químicos domésticos comunes, incluida la lejía, lo que lo convierte en una opción fiable para casi cualquier aplicación.

El rayón es bastante universal en cuanto a su aspecto y acabado, sin embargo, el poliéster puede presentarse en muchas formas. Es posible que encuentre términos como «poliéster algodonoso», «poli lanoso», «poliéster multiuso» o «poliéster trilobal». Aunque todos ellos son hilos de poliéster, varían mucho entre sí en cuanto a su uso y apariencia. El poliéster trilobal es el más parecido al rayón en cuanto a su aspecto y uso. Ambos materiales (normalmente) no pierden el color y son seguros para planchar si provienen de un fabricante de confianza.

Si quiere saber más sobre los diferentes tipos de hilo de poliéster que existen, consulte nuestro otro blog: Explorando el hilo de poliéster: Variedades, diferencias, &dónde usarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.