Cómo iniciar una sociedad de inversión inmobiliaria

La inversión inmobiliaria es una industria en crecimiento, y muchas personas sienten curiosidad por saber cómo iniciar una sociedad de inversión inmobiliaria y obtener una parte de los posibles rendimientos ilimitados que se ofrecen. Desafortunadamente, muchas personas que inician este tipo de empresas fracasan tan rápido como comienzan debido a la falta de atención a los factores legales en juego. Si está considerando iniciar una sociedad de inversión inmobiliaria, un abogado inmobiliario de la red Priori puede ayudarle a comenzar con la base legal correcta.

Entendiendo el proceso de iniciar una compañía de inversión inmobiliaria

Empezar una compañía de inversión inmobiliaria puede ser un proceso bastante simple, ya que hay pocos requisitos regulatorios para comenzar. Invertir en bienes raíces no requiere ninguna entidad en particular, y algunas personas incluso comienzan una compañía de inversión inmobiliaria simplemente en su propio nombre como propietario único. Una vez que encuentre financiación y adquiera su primera propiedad, tendrá los inicios de una empresa de inversión inmobiliaria.

Por supuesto, no importa cómo se incorpore, se enfrentará a algunos requisitos reglamentarios importantes tan pronto como adquiera su primera propiedad. Usted tendrá que pagar los impuestos y el seguro de la propiedad, así como asegurarse de que la propiedad está en el código. Deberá tener cuidado con las cuestiones de zonificación, especialmente cuando compre propiedades comerciales, ya que tendrá que calificar a los inquilinos. Por último, debe tener cuidado de comprobar que cumple con todas las leyes estatales relacionadas con la inversión inmobiliaria.

Inversión inmobiliaria frente a comercio inmobiliario

Las empresas de inversión inmobiliaria hacen dos cosas básicas: invertir en bienes inmuebles y comerciar con ellos. Esencialmente, la inversión inmobiliaria es una inversión a largo plazo en la que se compran bienes inmuebles con la intención de mantenerlos para alquilarlos, mientras que el comercio de bienes inmuebles es una inversión a corto plazo, en la que se compra una propiedad que necesita ser arreglada y se le da la vuelta por un precio más alto poco después. La inversión inmobiliaria requiere una mayor inversión inicial (para adquirir una propiedad más deseable para alquilar) y tarda más tiempo en obtener un beneficio más que residual. El comercio de bienes raíces requiere una inversión inicial más baja y ofrece un beneficio más rápido, pero puede ser arriesgado si la propiedad no se mueve como se espera.

Si la inversión inmobiliaria frente al comercio de bienes raíces es mejor realmente depende de su mercado, experiencia y estrategia de inversión en general. Tanto el volteo de casas como el alquiler de propiedades pueden ser opciones lucrativas, y ambos pueden crear grandes pérdidas, dependiendo de lo bien que lo hagas. En última instancia, ambas estrategias son comunes en las empresas de inversión inmobiliaria. Sólo tendrá que decidir qué estrategia se adapta mejor a las necesidades de su empresa.

Cuestiones legales a tener en cuenta

Al iniciar una empresa de inversión inmobiliaria, hay algunas cuestiones legales clave que debe tratar desde el primer día.

Empresa legal de negocios

Aunque las empresas de inversión inmobiliaria muy pequeñas a veces no tienen una entidad legal formal, es importante proteger sus activos personales mediante la incorporación una vez que comience a crecer, e incluso minimizará mejor su riesgo mediante la incorporación más temprano que tarde. La entidad legal más común para una compañía de inversión inmobiliaria es una LLC. Una LLC le proporciona la flexibilidad para cambiar el negocio como el mercado fluctúa y sus necesidades cambian, y hay menos requisitos reglamentarios y de información.

Estrategia de inversión

Una estrategia de inversión clara afectará a las cuestiones legales que tendrá que considerar e incluso al tipo de entidad empresarial que mejor protegerá sus intereses. Esto, por supuesto, incluye decidir si planea centrarse en la inversión en propiedades a largo plazo o negociarlas rápidamente, pero también debe incluir consideraciones más pequeñas, tales como si planea comprar propiedades individuales o multiunidades y espacios comerciales o de venta al por menor.

Financiación de bienes raíces

Empezar una empresa de inversión inmobiliaria a menudo requiere una inversión inicial significativa, y puede ser difícil saber la mejor manera de obtener financiación. Puede ser prudente considerar una serie de opciones de financiación, incluidos los préstamos, la asociación con otros inversores e incluso la financiación a corto plazo.

Seguro

La mayoría de las propiedades de inversión deben tener un seguro, y del tipo adecuado. Por eso es vital asegurar correctamente las propiedades desde el día en que la escritura pasa al control de su empresa. Asegúrese de investigar y de hablar con un agente de seguros o con un abogado inmobiliario para discutir el tipo de cobertura que puede necesitar. También es importante limitar su responsabilidad más allá de lo que puede cubrirse razonablemente, dejando claro en los contratos con los inquilinos de qué puede hacerse responsable y qué es responsabilidad de ellos.

Trabajar con un agente inmobiliario

Cuando se inicie en un negocio de inversión inmobiliaria, estará en gran desventaja si no está familiarizado con el mercado inmobiliario donde va a operar. A menos que tenga un socio con experiencia en esta industria, puede ser útil trabajar con un agente inmobiliario. Un agente inmobiliario puede ayudarle a entender qué propiedades están disponibles y aconsejarle sobre las zonas con mayor demanda. También pueden ayudarle con los contratos que necesitará en algunos estados, aunque puede ser mejor que recurra a un abogado inmobiliario cualificado cuando negocie contratos con el fin de invertir.

Además, un agente inmobiliario puede encargarse de algunas de las tareas en las que usted puede tener menos experiencia, como encontrar inquilinos o ayudarle a revender después de invertir. Una relación a largo plazo con un agente inmobiliario de confianza puede ser beneficiosa para su empresa de inversión, pero dependerá de cómo esté invirtiendo y de lo práctico que piense ser durante la adquisición de las propiedades.

¿Qué es voltear bienes raíces?

Voltear bienes raíces es un proceso por el cual los inversores compran una propiedad y la revenden rápidamente para obtener un beneficio. Por lo general, la idea es hacer cambios mínimos que harán que una propiedad sea más atractiva para los compradores con el fin de obtener un beneficio marginal. El término «flipping» también es muy popular para referirse a la remodelación de viviendas. Aunque es rentable si tiene éxito, el flipping conlleva un riesgo, ya que el margen de beneficio puede reducirse rápidamente cuando las propiedades no pueden descargarse rápidamente, lo que le obliga a mantener el costoso activo durante más tiempo del previsto.

FAQ

¿Puedo utilizar una sociedad de inversión inmobiliaria para invertir en REITs?

Sí, pero requiere un conjunto de habilidades diferentes. Los REIT se compran y venden en bolsas y funcionan más como acciones que como inversiones inmobiliarias tradicionales. Si su empresa inmobiliaria está planeando invertir en REITs, puede ser útil hablar con un abogado inmobiliario sobre los diferentes riesgos que conllevan.

¿Necesito contratar a un administrador de propiedades para mi empresa inmobiliaria?

Depende. Puede contratar a un profesional para que administre las propiedades o encargarse usted mismo del mantenimiento, las reparaciones y las emergencias, pero en cualquier caso, alguien tendrá que responsabilizarse de esas cuestiones. Tendrás que analizar los costes y beneficios de cada opción en función de tus circunstancias particulares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.