Arrendamiento Operativo

¿Qué es un Arrendamiento Operativo?

Un arrendamiento operativo es un acuerdo para usar y operar un activo sin la transferencia de la propiedad. Activos comunesActivos tangiblesLos activos tangibles son activos con una forma física y que tienen valor. Algunos ejemplos son las propiedades, las instalaciones y los equipos. Entre los activos tangibles que se alquilan se encuentran los bienes inmuebles, los automóviles, las aeronaves o los equipos pesados. Al alquilar y no poseer, los arrendamientos operativos permiten a las empresas no registrar un activo en sus balances al tratarlos como gastos de explotación.

Arrendamiento operativo frente a arrendamiento de capital

Un arrendamiento operativo es diferente de un arrendamiento de capital y debe tratarse de forma diferente a efectos contables. Bajo un arrendamiento operativo, el arrendatario no disfruta del riesgo de la propiedad, pero no puede deducir la depreciación a efectos fiscales.

Para que un arrendamiento pueda calificarse como arrendamiento de capitalArrendamiento de capital frente a arrendamiento de explotaciónLa diferencia entre un arrendamiento de capital frente a un arrendamiento de explotación – Un arrendamiento de capital (o arrendamiento financiero) se trata como un activo en la empresa, debe cumplir cualquiera de los siguientes criterios, tal como se indica en los PCGA:

  • El plazo del arrendamiento es mayor o igual al 75% de la vida útil estimada del activo
  • El valor actual de los pagos del arrendamiento es mayor o igual al 90% del valor razonable del activo
  • La propiedad del activo puede ser transferida al arrendatario al final del arrendamiento
  • El arrendamiento contiene una opción de compra a precio de ganga para que el arrendatario compre el equipo por debajo del valor de mercado al final del arrendamiento

Además, bajo las NIIF, hay algunos criterios más que un arrendamiento puede cumplir para calificar como un arrendamiento de capital:

  • Los activos arrendados están especializados hasta el punto de que sólo el arrendatario puede utilizar estos activos sin que se realicen cambios importantes en ellos

En virtud de un arrendamiento de capital, el arrendatario se considera un propietario y puede reclamar la depreciación y el gasto de intereses a efectos fiscales. El activo arrendado y la obligación de arrendamiento se muestran en el balance.

Capitalización de un arrendamiento operativo

Si un arrendamiento no cumple ninguno de los criterios anteriores, se considera un arrendamiento operativo. Los activos adquiridos en virtud de arrendamientos operativos no necesitan ser reportados en el balance. Del mismo modo, los arrendamientos operativos no necesitan ser reportados como un pasivo en el balance, ya que no se tratan como una deuda. La empresa no registra ninguna depreciación de los activos adquiridos en régimen de arrendamiento operativo.

Sin embargo, si un arrendamiento cumple alguno de los criterios anteriores, se considera un arrendamiento de capital. Un arrendamiento de capital se trata de forma diferente a un arrendamiento operativo. En lugar de tratarse como un gasto de explotación, un arrendamiento de capital se considera un gasto de financiación. Por lo tanto, tenemos que ajustar los gastos de arrendamiento, los gastos de depreciación y los gastos de intereses para tener en cuenta este cambio.

Esto tendrá un efecto en los ingresos de explotación, que siempre aumentarán cuando se recategoricen estos gastos. Sin embargo, no tendrá ningún efecto neto en el ingreso neto, ya que el cambio en las cifras se equilibrará.

Hay dos métodos para capitalizar los arrendamientos operativos: el método de ajuste completo y el método de aproximación.

Método de ajuste completo

Paso 1: Recopilar los datos de entrada

Encontrar los gastos de arrendamiento operativo, los ingresos operativos, la deuda reportada, el costo de la deuda y los gastos de intereses reportados.

El costo de la deuda se puede encontrar utilizando la calificación de bonos de la empresa. Si no existe una calificación de bonos, se puede calcular una calificación de bonos «sintética» utilizando el índice de cobertura de intereses de la empresa. Utilizando el ratio de cobertura de intereses, compárelo con esta tabla creada por el profesor de la Universidad de Nueva York, Stern Business School, Aswath Damodaran.

El resto de los datos de entrada pueden encontrarse en los estados financieros de la empresa o en las notas a los estados financieros.

Paso 2: Calcular el valor actual de los compromisos de arrendamiento operativo

Al capitalizar un arrendamiento operativo, un analista financiero está tratando esencialmente el arrendamiento como una deuda. Tanto el arrendamiento como el activo adquirido en virtud del mismo aparecerán en el balance. La empresa debe ajustar los gastos de depreciación para contabilizar el activo y los gastos de intereses para contabilizar la deuda.

Para ello, debe encontrar el valor de la deuda de los arrendamientos operativos. Encuentre el valor actual de los gastos futuros de arrendamiento operativo descontando el gasto de cada año por el coste de la deudaCoste de la deudaEl coste de la deuda es la rentabilidad que una empresa proporciona a sus deudores y acreedores. El coste de la deuda se utiliza en los cálculos del WACC para el análisis de valoración.. El método de la anualidad se puede utilizar si los gastos de arrendamiento se proporcionan y permanecen constantes durante un plazo de varios años (por ejemplo, los años 6-10).

Paso 3: Calcular los gastos de depreciación, los intereses imputados y los gastos de intereses ajustados

Necesitamos calcular la depreciación y ajustar los gastos de intereses. Para calcular la depreciación, utilizamos el valor de la deuda de los arrendamientos y empleamos el método de depreciación en línea rectaLa depreciación en línea recta es el método más utilizado y más fácil para asignar la depreciación de un activo. Con la línea recta.

Para ajustar los gastos por intereses, comenzamos con una suposición simplificadora: el gasto por arrendamiento operativo es igual a la suma de los gastos por intereses imputados y la depreciación. Con esta suposición, podemos utilizar nuestro valor de depreciación recién calculado para encontrar el gasto de interés imputado en un arrendamiento operativo. Tome la diferencia entre el gasto de arrendamiento operativo del año actual y nuestro valor de depreciación calculado para encontrar el interés imputado en el arrendamiento.

Por último, añada el gasto de interés imputado en un arrendamiento operativo a los gastos de interés para encontrar el interés ajustado.

Paso 4: Ajustar los estados financieros

Primero, tenemos que ajustar el ingreso operativo. Comience con el ingreso operativo reportado (EBIT). A continuación, añada el gasto de arrendamiento operativo del año en curso y reste la depreciación del activo arrendado para llegar al ingreso operativo ajustado.

Aunque el ingreso operativo ha cambiado, no debería haber un cambio en el ingreso neto debido a nuestra suposición simplificadora. A continuación se muestran los cálculos que ilustran esto:

Por último, para ajustar la deuda, tome el valor reportado de la deuda (valor contable de la deuda) y añada el valor de la deuda de los arrendamientos.

Método de aproximación

Paso 1: Recoger datos de entrada

Al igual que el método de ajuste completo, necesitaremos recoger los mismos datos de entrada.

Paso 2: Calcular el valor actual de los compromisos de arrendamiento operativo

El segundo paso para el método de aproximación es idéntico al segundo paso en el método de ajuste completo también. Necesitamos calcular el valor presente de los compromisos de arrendamiento operativo para llegar al valor de la deuda del arrendamiento.

Paso 3: Calcular los intereses imputados, los gastos de intereses ajustados y los gastos de depreciación

A diferencia del método de ajuste completo, el método de aproximación comienza con el cálculo de los intereses imputados. Esto es más simple porque no hay necesidad de preocuparse por los métodos y pautas de depreciación. Para calcular el interés imputado en el arrendamiento operativo, multiplique el valor de la deuda del arrendamiento por el coste de la deuda.

Podemos utilizar este valor de interés imputado para ajustar el gasto por intereses. Lo hacemos añadiendo el interés imputado a los gastos por intereses.

Por último, utilizando nuestra hipótesis simplificadora de antes, tome la diferencia entre el gasto de arrendamiento operativo del año actual y el interés imputado para encontrar los gastos de depreciación.

Paso 4: Ajustar los estados financieros

Ajustar los estados financieros con el método de aproximación es ligeramente diferente del método de ajuste completo. Comience por ajustar los ingresos de explotación. Tome el ingreso operativo reportado (EBIT) para el año y agregue el interés imputado calculado sobre un arrendamiento operativo para obtener el ingreso operativo ajustado.

Al igual que con el método de ajuste completo, aunque el ingreso operativo ha cambiado, el ingreso neto no debería hacerlo. A continuación se presentan los cálculos para ilustrar este efecto:

Por último, el ajuste de la deuda es el mismo que el método de ajuste completo. Se añade el valor de la deuda de los arrendamientos al valor de la deuda declarada.

Impacto en la valoración

Hay dos efectos en el flujo de caja libre de la empresa (FCFF) cuando tratamos los gastos de arrendamiento operativo como gastos de financiación capitalizándolos:

  1. El FCFF aumentará porque el gasto de intereses imputado en los arrendamientos operativos capitalizados se añade de nuevo a los ingresos operativos (EBIT).
  2. El FCFF disminuirá si el valor actual de los arrendamientos aumenta (y viceversa) debido a la variación neta de los gastos de capital. Esto ocurre porque debemos tratar los arrendamientos operativos como gastos de capital si los capitalizamos.

Además, el coste medio ponderado del capital (WACC) disminuirá al aumentar el ratio de endeudamiento, lo que tiene un impacto positivo en el valor de la empresa. Es importante señalar que el aumento del valor de la empresa se deriva únicamente del valor de la deuda, y no del valor de los fondos propios. Si el coeficiente de endeudamiento se mantiene estable, y los arrendamientos se valoran de forma justa, tratar los arrendamientos operativos como deuda debería tener un efecto neutro en el valor del patrimonio neto.

Otros recursos

Esperamos que haya disfrutado de la lectura de esta guía de CFI sobre arrendamientos. Para obtener más información, consulte los siguientes recursos gratuitos del CFI.

  • Clasificaciones de los arrendamientosLas clasificaciones de los arrendamientos incluyen los arrendamientos operativos y los arrendamientos de capital. Un arrendamiento es un tipo de transacción realizada por una empresa para tener el derecho a utilizar un activo. En un arrendamiento, la empresa pagará a la otra parte una suma de dinero acordada, no muy diferente al alquiler, a cambio de la capacidad de utilizar el activo.
  • Contabilidad de arrendamientosGuía de contabilidad de arrendamientos. Los arrendamientos son contratos en los que el propietario del bien/activo permite a otra parte utilizar el bien/activo a cambio de dinero u otros activos. Los dos tipos de arrendamientos más comunes en la contabilidad son los operativos y los de financiación (arrendamientos de capital). Ventajas, desventajas y ejemplos
  • Arrendamiento prepagadoEl arrendamiento prepagado se utiliza en la estructuración de activos tangibles de tal manera que el arrendatario tiene la opción de comprar el activo después del plazo del arrendamiento.
  • Proyección de partidas del balanceProyección de partidas del balance implica el análisis del capital de trabajo, la PP&E, el capital social de la deuda y la utilidad neta. Esta guía desglosa cómo calcular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.