Alegoría

I. ¿Qué es una alegoría?

Una alegoría (AL-eh-goh-ree) es una historia dentro de una historia. Tiene una «historia superficial» y otra historia oculta debajo. Por ejemplo, la historia superficial puede ser la de dos vecinos que se tiran piedras a la casa del otro, pero la historia oculta sería la de la guerra entre países. Algunas alegorías son muy sutiles, mientras que otras (como el ejemplo del lanzamiento de piedras) pueden ser más obvias.

En la mayoría de las alegorías, la historia oculta tiene algo que ver con la política, la religión o la moral, temas complejos que son difíciles de entender directamente. A muchos autores les resulta más fácil reflexionar sobre estos temas traduciéndolos en alegorías, que son más fáciles de entender (y más divertidas de leer) que los densos argumentos filosóficos.

II.Ejemplos de alegoría

Ejemplo 1

La Rebelión en la granja de George Orwell es una de las alegorías más famosas de la literatura. La historia superficial trata de un grupo de animales de granja que se sublevan, echan a los humanos e intentan dirigir la granja ellos mismos. La historia oculta, sin embargo, trata de la Revolución Rusa, y cada uno de los personajes representa alguna figura de esa revolución. Los cerdos representan a líderes comunistas como Stalin, Lenin y Trotsky, los perros representan al KGB, los humanos representan a los capitalistas, los caballos representan a la clase obrera, etc.

Ejemplo 2

Seuss escribió The Sneetches como una alegoría del racismo y otras formas de prejuicio. La historia trata de criaturas que son tratadas como inferiores porque no tienen estrellas en la barriga. Como todos los cuentos del Dr. Seuss, está escrito en un estilo infantil y lúdico, pero aun así contiene un importante mensaje político.

III. La importancia de la alegoría

Las alegorías transmiten mensajes difíciles en historias fáciles de leer. Eso las convierte en herramientas extremadamente útiles y expresivas. Por eso, durante siglos, los seres humanos han utilizado las alegorías para decir cosas que no podían decir de otra manera. Algunos estudiosos creen que los mitos y las historias religiosas se originaron como alegorías de los profundos secretos del universo y de la mente humana, secretos que los seres humanos no pueden comprender sin la ayuda de una historia alegórica. Según esta interpretación, la alegoría es la forma de relato más antigua del mundo.

La gente suele utilizar alegorías para entender el mundo que les rodea, ya sea el mundo de la política, las nuevas tecnologías o los numerosos problemas éticos que nos desafían hoy en día.

IV. Ejemplos de alegorías en la literatura

Ejemplo 1

La epopeya de ciencia ficción Dune de Frank Herbert se interpreta a menudo como una alegoría suelta de la historia de Oriente Medio. Hay muchas referencias obvias a la historia islámica a lo largo del libro (por ejemplo, el salvador profetizado se llama Mahdi, el mismo término utilizado para el mesías en el Islam). Además, está la valiosa Especia, que puede representar el petróleo enterrado bajo las arenas del desierto. También están los Fremen, guerreros que habitan en el desierto y que pueden representar a los beduinos.

Ejemplo 2

Ursula le Guin tiene un relato corto titulado «Los que se alejan de Omelas». En la superficie, es una descripción de una ciudad mágica que esconde un secreto aterrador. Pero su historia oculta es una aguda crítica a la filosofía utilitaria, o a la idea de que lo correcto es lo que hace feliz a la gente. Le Guin desafía esta idea al describir una ciudad en la que casi todo el mundo es feliz, pero aun así las cosas no parecen ser moralmente correctas…

V. Ejemplos de alegoría en la cultura pop

Ejemplo 1

Como J.R.R. Tolkien luchó en la Primera Guerra Mundial, algunas personas interpretan El Señor de los Anillos como una alegoría de los acontecimientos de esa guerra. Los hobbits representan a los ingleses, mientras que los orcos y sus «aliados orientales» representan a los alemanes y a las Potencias Centrales. Los hobbits salen a luchar en una terrible batalla, pero deben resistirse a convertirse en su peor enemigo en el proceso. Para ver esto, todo lo que tienes que hacer es tomar un mapa de la Tierra Media y ponerlo sobre un mapa de Europa en 1914. Verás de dónde salen los «buenos» y los «malos». El propio Tolkien dice que su libro no pretendía ser una alegoría. Sin embargo, los paralelismos son muy claros, y algunos sostienen que es una especie de «alegoría accidental» de la guerra. Por otro lado, ¡puede que se trate de un caso en el que la gente lee demasiado en la historia!

Ejemplo 2

Neil Gaiman es un maestro de la alegoría compleja, como demuestran sus cómics Sandman. Estos libros están diseñados para ser una elaborada alegoría de todas las historias humanas: «una historia sobre historias», como dice Gaiman. En varios momentos de la serie, vemos representaciones alegóricas de diversas religiones, figuras históricas, ideas filosóficas e incluso iconos de la cultura pop. En el primer libro, un mago intenta conseguir la inmortalidad capturando a la Muerte en una jaula mágica, pero accidentalmente captura al hermano de la Muerte, el Sueño. Sueño procede de un reino místico en el que las leyendas y los mitos son reales, y tras su captura lucha por volver a ese reino antes de que caiga en el caos. Se trata de una compleja alegoría sobre la relación entre la muerte, el sueño y la mitología humana.

VI. Términos relacionados

Simbolismo

Las alegorías son siempre ricas en simbolismo. Es decir, casi todo en ellas representa algo más: cada personaje puede representar una figura histórica, una idea filosófica, o un aspecto de la psicología humana, etc. La mayoría de las historias tienen este tipo de simbolismo aquí y allá, pero es extremadamente utilizado en las alegorías.

Parábola

Una parábola es una historia con un significado moral, por ejemplo «El niño que gritó lobo» (sobre la mentira) o la historia del buen samaritano (sobre la generosidad). Tanto las alegorías como las parábolas contienen mensajes, pero las alegorías los expresan a través del simbolismo, mientras que las parábolas ilustran los mensajes. En otras palabras, los personajes y las situaciones de una alegoría simbolizan algún aspecto específico de la historia moral. En una parábola, no hay tanto simbolismo; la historia en su conjunto expresa un punto moral general. Es una distinción complicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.