60 son los nuevos 30: cómo transformar tu cuerpo a los 60

A medida que tu cuerpo envejece, pasa por muchos cambios físicos. Pero sigue trabajando duro para ti.

Los hábitos saludables no borrarán los efectos del envejecimiento, pero sin duda pueden ayudarte a vivir una vida más larga y feliz. Si te dedicas, puedes darte una nueva oportunidad de vivir.

Aquí tienes cómo transformar tu cuerpo a los 60 años. Sólo tienes que estar dispuesto a intentarlo!

Consigue el visto bueno

Lo primero es lo primero: consigue el visto bueno de tu médico.

Si no ha ido al médico últimamente, ahora es el momento de hacerse un chequeo. Tu médico puede realizar un examen físico para determinar tu estado de forma actual y evaluar si estás lo suficientemente sano como para empezar a acelerar el ritmo.

El objetivo es hablar con su médico sobre cualquier problema de salud y afecciones que puedan afectar a su rutina de ejercicios, desde problemas de rodilla hasta una afección cardíaca. Tenga en cuenta que el ejercicio puede ayudar a controlar estas condiciones, así que no se desanime. Sólo prepárate para ajustar un poco tus rutinas de ejercicio.

Los beneficios de hacer ejercicio superan las preocupaciones que conlleva empezar. La clave es saber qué debe tener en cuenta y planificar en consecuencia. Su médico puede recomendarle por dónde empezar.

Consigue la mentalidad adecuada

Pero antes de apuntarte a una clase de fitness, tienes que asegurarte de que tienes la mentalidad adecuada.

La mentalidad correcta marca la diferencia a la hora de cumplir con tu plan de entrenamiento. Te mantiene disciplinado, incluso cuando quieres abandonar.

Empieza haciéndote una simple pregunta: ¿por qué?

¿Por qué quieres hacer esto? Si tu respuesta es algo así como «porque quiero estar bien», sólo podrás seguir adelante durante un tiempo. No hay emoción detrás de una respuesta así, y es fácil justificar las excusas.

Una respuesta mejor es: «Quiero estar más tiempo con mis nietos» o «Quiero sentirme mejor y mantenerme en forma durante años». Respuestas como éstas tienen sustancia. Tienen un significado más profundo.

Cuando no puedas correr una milla más o levantar una libra más, puedes pensar en tus hijos o nietos o en los años que quieres pasar disfrutando de la vida con tu pareja.

Establezca objetivos y haga un plan

Una vez que tenga su mentalidad en el lugar correcto, es el momento de establecer sus objetivos de fitness y hacer un plan. Afortunadamente, esto va de la mano con tu mentalidad.

Empiece por pensar en sus niveles actuales de fitness. Haz una prueba de aptitud física basada en el ejercicio que elijas.

¿Cuánto tiempo puede correr sin parar? ¿Cuántas vueltas puede dar nadando? ¿Cuánto puedes levantar? ¿Cuánto tiempo puedes bailar en una clase?

Sea lo que sea, haz una evaluación de dónde estás. Luego pregúntate dónde quieres estar.

También debería evaluar sus hábitos actuales de alimentación y de vida. Por ejemplo, ¿cómo son sus comidas? ¿Con qué frecuencia come? ¿Cuánto duerme? ¿Cuánta agua bebe?

Al evaluar honestamente esto, puede valorar el coste físico y emocional asociado a su forma de vida actual. Luego puedes visualizar el beneficio de cambiarlos.

Articule lo que quiere lograr en un mes, tres meses, seis meses y un año. Sea realista. Si quieres correr una carrera de 5 kilómetros pero nunca has sido corredor, no vas a empezar corriendo un kilómetro y medio.

Empezarás caminando cuatro minutos y corriendo 30 segundos, y a partir de ahí irás aumentando.

Elige los ejercicios adecuados

A partir de ahí, es importante que te asegures de elegir los ejercicios adecuados para ti.

En realidad, su programa de entrenamiento debe incluir todo lo siguiente:

  • Ejercicios aeróbicos/cardio
  • Entrenamiento de fuerza
  • Equilibrio y propiocepción (la capacidad de sentir dónde está tu cuerpo en el espacio)

Dicho esto, tu programa de entrenamiento también debería estar compuesto por ejercicios que realmente disfrutes haciendo, no sólo ejercicios que creas que deberías hacer. De lo contrario, te costará convencerte de que los hagas.

Por ejemplo, incluso si su médico canta las alabanzas de los aeróbicos acuáticos, no verá ninguno de los beneficios de los aeróbicos acuáticos a menos que se convenza a sí mismo de ir a clase.

Intente algunos ejercicios que le gustaban en el pasado. Si nunca ha sido especialmente activo, pruebe algunas cosas diferentes hasta que encuentre algo que le guste. Caminar, correr, bailar, nadar, pilates, montar en bicicleta… todo es posible.

Come bien

Pero haga lo que haga, no se olvide de darle a su cuerpo combustible

El viejo adagio, «Somos lo que comemos», es un cliché por una razón: es cierto. Tu coche funciona mal si le das gasolina de mala calidad, y lo mismo ocurre con tu cuerpo.

Si necesita una razón para renovar sus hábitos alimenticios y llevar una vida más sana, es ésta. Tu cuerpo necesita un buen equilibrio de frutas, verduras, proteínas y cereales integrales para fortalecerse.

Si lo necesita, trabaje con un dietista registrado que se especialice en pacientes mayores. Pueden ayudarle a elaborar un plan de alimentación completo que le proporcione energía para sus entrenamientos y que, al mismo tiempo, satisfaga sus necesidades dietéticas únicas.

Recuerde que no se trata de perder peso. Se trata de darle a su cuerpo un nuevo comienzo. Puede que pierda algo de peso cuando empiece a comer mejor, pero ese no es el objetivo. No estás haciendo una dieta, estás dando a tu cuerpo lo que necesita para vivir.

No enfoques la comida como un castigo.

¿Descubrir cómo transformar tu cuerpo a los 60 años?

Descubrir cómo transformar tu cuerpo a los 60 años es cuestión de diligencia y dedicación.

Recuerde que no está castigando su cuerpo. Todo lo contrario: lo estás cuidando para que él pueda cuidar de ti.

Lo entendemos. Los cambios en el estilo de vida más tarde en la vida no son fáciles. Pero son posibles. Y te alegrarás de haberlos hecho.

Para obtener más consejos útiles sobre cómo transformar tu vida para mejor, consulta nuestra sección de Estilo de Vida para ver más posts útiles, como estas poderosas habilidades de mindfulness para usar todos los días o estos 10 mejores alimentos para la salud intestinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.